Emma Coronel, esposa del “Chapo” llegaría a acuerdo con autoridades de EEUU.

Luego de un largo estira y afloja entre los fiscales y los abogados de Coronel, ésta finalmente habría acordado un pacto con las autoridades.

Era inevitable: Emma Coronel, esposa de Joaquín el Chapo Guzmán, habría decidido seguir los mismos pasos que sus conocidos del Cártel de Sinaloa y finalmente optaría por aceptar un acuerdo de culpabilidad, todo eso a cambio de una condena no tan severa.

La abogada de la mujer, Mariel Colón dijo a Univisión Noticias que en este mes, Emma podría cerrar el trato con las autoridades estadounidenses pero que, a diferencia de los otros miembros del Cártel de Sinaloa, no habrá cooperación con el gobierno de EEUU.

Con la declaración de culpa de Coronel estaría aceptando sus nexos con la organización sinaloense; sin embargo, no se han especificado los cargos que Emma aceptaría.

Colón explicó a la cadena de noticias estadounidense que su clienta teme por su vida y la de sus gemelas, tras la difusión de la noticia sobre que se entregó a la justicia para ser testigo cooperante.

El pasado 23 de febrero, la jueza Robin Meriweather de la Corte Federal del Distrito de Columbia decretó prisión preventiva sin fianza a Emma Coronel, esposa de Joaquín el “Chapo” Guzmán, detenida un día antes en el aeropuerto internacional de Dulles, Virginia, de Estados Unidos.

La comparecencia de la última esposa del fundador del Cártel de Sinaloa —señalada de presuntamente conspirar para traficar drogas— dio inicio a las 11:00 (GMT-6).

El gobierno estadounidense estuvo representado por el fiscal Anthony Nardozzi, quien solicitó prisión preventiva bajo el argumento de que “la acusada trabajó de cerca con la estructura del Cártel de Sinaloa, sobre todo con su esposo, Joaquín el “Chapo” Guzmán”. Además de su participación en la fuga del líder criminal de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, en 2015.

Tambien te puede interesar...
En estos Estados iniciará la vacunación COVID para maestras y maestros.

Repetidamente durante el proceso, el defensor Jeff Lichtman dio su consentimiento para que Emma Coronel permaneciera encarcelada indefinidamente. Compete ahora al defensor de Coronel solicitar una posible libertad bajo fianza.

La magistrada Mariweather leyó las acusaciones contra Coronel Aispuro, que enfrenta cargos de conspiración para importar heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas. En caso de declararse culpable se dijo, la esposa del Chapo podría enfrentar un mínimo de 10 años de prisión y una sentencia máxima de cadena perpetua, además de una multa de hasta USD 10 millones.

Coronel se encuentra encarcelada en Alexandria, Virginia (EEUU), estado donde fue detenida el pasado 22 de febrero. El Departamento de Justicia de Estados Unidos asegura que Emma Coronel, de 31 años, ayudó al Chapo a escapar del Altiplano (México) en 2015, además conspiró para el tráfico de drogas al país fronterizo con México. Esto sería suficiente como para enterrar de por vida en la cárcel a Coronel, advierten los expertos.

La dinastía Coronel

Desde la sierra de Durango llegó un clan agricultores de marihuana. Apadrinado por el narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, alias el “Señor de los Cielos”, uno de los capos más poderosos de México, la familia Coronel controló el estado y el trasiego de droga por la frontera norte.

La historia de este clan inició con el narcotraficante mexicano, Ignacio Nacho Coronel Villarreal. “Don Nacho” y/o “El Rey del cristal”, como era conocido en el mundo del hampa, inició sus actividades delictivas bajo las órdenes del “Señor de los Cielos”. Tras la muerte de éste —en 1997 durante una cirugía plástica—, Nacho se unió a la organización de Joaquín el Chapo Guzmán: el Cártel de Sinaloa.

Según los señalamientos, llegó a convertirse en uno de los principales cabecillas del cártel. Su liderazgo se extendió a la sombra de otros más conocidos como el de el “Chapo” Guzmán e Ismael el “Mayo” Zambada, el único capo de la vieja guardia con más de 40 años de trayectoria que nunca ha sido detenido.

Tambien te puede interesar...
Se registra fuerte incendio en bodega de García

Coronel Villarreal fue durante al menos 12 años el responsable del trasiego de metanfetamina hacia Estados Unidos. Uno de los momentos más tensos en el liderazgo de “Nacho” ocurrió en abril de 2010 cuando su hijo, Alejandro Coronel Mardueño fue secuestrado y asesinado cuando tenía apenas 16 años por sus rivales, los Beltrán Leyva. Esto desató una ola de violencia en el país.

Ese mismo años, el 29 de julio, el ya importante dirigente del narco fue abatido en un operativo lanzado por el Ejército mexicano, en una de las zonas residenciales más exclusivas de Guadalajara, en el estado de Jalisco (al oeste del país).

Según los señalamientos, llegó a convertirse en uno de los principales cabecillas del cártel. Su liderazgo se extendió a la sombra de otros más conocidos como el de el “Chapo” Guzmán e Ismael el “Mayo” Zambada, el único capo de la vieja guardia con más de 40 años de trayectoria que nunca ha sido detenido.

Coronel Villarreal fue durante al menos 12 años el responsable del trasiego de metanfetamina hacia Estados Unidos. Uno de los momentos más tensos en el liderazgo de “Nacho” ocurrió en abril de 2010 cuando su hijo, Alejandro Coronel Mardueño fue secuestrado y asesinado cuando tenía apenas 16 años por sus rivales, los Beltrán Leyva. Esto desató una ola de violencia en el país.

Ese mismo años, el 29 de julio, el ya importante dirigente del narco fue abatido en un operativo lanzado por el Ejército mexicano, en una de las zonas residenciales más exclusivas de Guadalajara, en el estado de Jalisco (al oeste del país).

Con información de Infobae.

Start typing and press Enter to search