¿Cómo fue el choque entre la Vía Láctea y Gaia-Enceladus que formó a nuestra galaxia?

Hace 10 mil millones de años, la Vía Láctea se fusionó violentamente con Gaia-Enceladus y las estrellas gigantes son una evidencia del impacto

En la Antigüedad clásica, los griegos creían que la Vía Láctea había sido producto de los senos de la diosa Era, consorte de Zeus. Al momento de amamantar a Heracles, el bebé la mordió. De ese accidente, un camino de leche salpicado de estrellas se había desperdigado por la bóveda celeste. Más allá del mito, se tiene poco conocimiento sobre los orígenes de nuestra galaxia. Hoy, tenemos evidencia del momento en el que la ésta se unió con una galaxia satélite. Como estrago, quedaron estrellas gigantes.

Un camino de leche salpicado de estrellas

Un estudio reciente arroja nueva evidencia de la fecha en la que la Vía Láctea se unió con una galaxia cercana. La fusión dejó estragos en la historia cósmica de ésta, según se aprecia en estrellas gigantes cercanas. Con ellas, los científicos se percataron de los fenómenos que acontecieron en ese momento de fusión.

Tambien te puede interesar...
Regresarán universidades de Nuevo León a clases presenciales hasta el próximo semestre

Se estima que este choque sucedió hace 10 mil millones de años. Fue entre la Vía Láctea y Gaia-Enceladus, según los resultados publicados en Nature Astronomy esta semana. De acuerdo con Fiorenzo Vincenzo, coautor del estudio y miembro del Centro de Cosmología y Física de Astropartículas de la Universidad Estatal de Ohio, “nuestra evidencia sugiere que cuando ocurrió la fusión, la Vía Láctea ya había formado una gran población de sus propias estrellas“.

Una gran población de estrellas gigantes

Las estrellas a las que se refiere Vincenzo son originarias de la Vía Láctea, y fueron a dar al disco grueso en el medio de la galaxia. La mayoría de ellas, sin embargo, fueron atrapadas por el halo exterior de Gaia-Enceladus, y ahí han permanecido hasta nuestros días. Según el estudio, éste es el evento más importante en la historia de ambos cuerpos cósmicos.

Tambien te puede interesar...
Teatro Versalles cierra sus puertas

Esta conclusión se decantó de la edad de las estrellas gigantes observadas, que fueron capturadas por la galaxia satélite más o menos al mismo tiempo. Se sabe que son ligeramente más recientes que aquellas que nacieron dentro de la Vía Láctea. A raíz de este evento violento, además, las órbitas de los cuerpos celestes al interior de ambas se alteraron notablemente.

Según Vincenzo, ahora es posible aplicar esta información detallada a características “aún más sutiles de los espectros de frecuencia”, destacó en el artículo. Eventualmente, esta capacidad dará una visión más nítida de la historia de nuestra propia galaxia, y del camino cósmico que ha recorrido hasta hoy.

 

Con información de Muy Interesante.

Start typing and press Enter to search