TRENDING
"Cuidando el cerro de Iztapalapa: la historia de un defensor ambiental"

Cuidando el cerro de Iztapalapa: la historia de un defensor ambiental

Cuidando el cerro de Iztapalapa: la historia de un defensor ambiental

"Cuidando el cerro de Iztapalapa: la historia de un defensor ambiental"

La lucha por la protección del medio ambiente es una de las batallas más importantes que la humanidad está enfrentando en la actualidad. Y México no es la excepción. En este país, existen diversas comunidades y grupos que han decidido tomar acción y convertirse en guardianes de su territorio para preservar su entorno natural. Tal es el caso de Ángel Villagrán y su colectiva, quienes se han convertido en un ejemplo de compromiso y dedicación en la defensa del medio ambiente en México.

Ángel Villagrán es originario del Tepepolco, un pueblo que se encuentra en las faldas del volcán Popocatépetl, en el Estado de México. Desde hace varios años, junto con un grupo de activistas, ha luchado incansablemente por la protección de su territorio, específicamente por la preservación del Tepepolco conocido también como Peñón Viejo o Peñón del Marqués.

Este sitio es considerado como un Área de Valor Ambiental (AVA) por su importancia ecológica y cultural. Sin embargo, a pesar de su valor, lleva años enfrentando amenazas constantes debido a la falta de medidas de protección por parte de las autoridades locales. Ángel y su colectiva han sido testigos de la deforestación, contaminación y violación de los derechos de los pueblos originarios en su zona.

Ante esta situación, decidieron tomar medidas y organizarse para enfrentar la problemática. Una de sus principales acciones ha sido la recolección de firmas para solicitar la Declaratoria del Tepepolco como un AVA en la categoría de bosque urbano. Esta iniciativa ha sido apoyada por diversas organizaciones y ha logrado reunir miles de firmas.

Además, Ángel y su colectiva han llevado a cabo campañas de concientización y limpieza en la zona. Han trabajado en conjunto con las comunidades aledañas y han promovido la importancia de mantener un equilibrio entre el desarrollo y la protección del medio ambiente. Su ejemplo ha inspirado a muchos otros jóvenes a unirse a la causa y a defender su entorno natural.

Todo este esfuerzo no ha sido en vano, ya que recientemente han recibido buenas noticias. Gracias a las acciones y la presión de la colectiva, el Gobierno del Estado de México ha dado un paso importante al reconocer el valor ecológico y cultural del Tepepolco y ha iniciado el proceso para la Declaratoria del Peñón Viejo como un AVA en la categoría de bosque urbano.

Este logro representa una gran victoria para los activistas, pero también es un recordatorio de que seguirán trabajando y luchando por la protección de su territorio. Ángel y su colectiva han demostrado que con dedicación, pasión y unidad, es posible generar cambios positivos en beneficio del medio ambiente y la comunidad.

En conclusión, la historia de Ángel Villagrán y su colectiva es un claro ejemplo de cómo el compromiso de los ciudadanos puede marcar la diferencia en la defensa del medio ambiente. Su determinación y perseverancia nos recuerdan que todos tenemos un papel importante en la protección de nuestro entorno y que juntos podemos lograr grandes cosas. Es necesario seguir su ejemplo y trabajar en conjunto para proteger y preservar el medio ambiente en México y en el mundo.

El cambio climático es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos en la actualidad. Sus efectos pueden...
Luego de los recientes atentados y homicidios ocurridos en distintas partes del país, el presidente Alberto Fernández ha declarado que,...
El gel revolucionario que podría combatir la resaca y el alcoholismo Todos hemos tenido esa sensación incómoda después de una...
Please select listing to show.